sábado, julio 14, 2007

Aunque

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Luis Gilberto Caraballo

Duermo a veces

junto a la roca adusta

con un extraño semblante

me recuerdan la memoria de las estrellas

desde donde aprendí a prescindir

llegaba un cántico del tiempo





Estuve frágil al verme ante la infinitud

sus puntos diminutos iluminados, encendidos por algún angel

y luego palpar en mi pecho

encontrar un tunel

y volvía a mirar a la distancia



Sí a veces oi un violín

Ví un sauce de hojas blancas

levaba con el viento

una armónica

descosida entre nubes lloraba

podó el silencio

con tijeras agudas

y dulces donde había esperanza



A veces vino a visitarme

como un relámpago - batió

su alma

para saber si aún existía en el tímpano



Muchas de esas veces entonces tengo

un secuestro en el entrecejo

Me hizo pausar- hacer un mar

y quedar a salvo en un diluvio

como un huerto de versos



Sí a veces descanso junto a la pared

brama un tsunami en la memoria

Un olor de tiempo

esa roca adusta

me recuerda los cráteres

la devastación por los siglos



El instinto apegado a los huesos

que tocaron a las cavernas con un hilo



Voy remando

en la noche

y parece habitarme

un monje del mas allá

otras veces tengo en la cabeza su rígida postura



Corren y llevan el río en sus manos endurecidas

en sus lenguas,

hacen apenas música - murmullos

Muy adentro llevan un sabotaje

descomponen la tibieza de las sábanas

si a veces es incesante el desgarramiento



Pero otras reconozco en el rostro la roca

con sus violines antiguos

con sus arcadas y aromas

como si hablarán

y me quedo dormido con una inquietante mirada

desde el tiempo





Luis Gilberto Caraballo

1 comentario:

Poemas con melodía dijo...

Aunque es un muy buen poema. Gusto leerte
Elisabet