viernes, agosto 10, 2007

Los tercetos encadenados y la Octava Real

Blanca Barojiana

Tristes y a fuerte rima encadenados
se hallaban los tercetos, meditando
por qué habían de verse así penados,

rimados unos a otros, arrastrando
en el arte mayor una cadena
de más de ocho eslabones resonando.

Pasaron al disgusto de la pena,
gritaron: ¡Fuera metro y consonancia,
viva en el verso la libertad plena!

Una Octava Real que oyó a distancia
el griterío y la enorme algarada
a ellos se fue y dijo con arrogancia:

- Por la autoridad que me ha sido dada
en el muy alto Reino de Poesía,
que no he de consentir sea violada
la cadena que os une, y a fe mía
que al punto os ha de hacer prosa mi espada
si no cesáis en vuestra algarabía.
Y os veréis añorar vuestra actual suerte
cuando a todos os dé pena de muerte.-

Los tercetos, en viendo así abortada
su soñada república de versos,
temerosos, no dijeron más nada.

En mayor pena quedaron inmersos,
soñando que existieran otras mentes,
en otros mundos, otros universos,

que no se alimentaran de inocentes
ni para su existencia precisaran
inventarse sus propios delincuentes.

-.- Blanca Barojiana

2 comentarios:

Anónimo dijo...

GRACIAS ME SALVO LA VIDA
DE UNA TAREA
DE UN MAESTRO EXRICTIXIMO Y YA ESTABA
APUNTO D MORIRME Y ME SALVO

LORENA dijo...

gracias, tenía que hacer un terceto para lengua y no me sabia nada
gracias saludos lorena 6°a